Lugares del bajo rin que no debes dejar de visitar

Europa está llena de rincones exquisitos, lugares poco conocidos que merecen ser descubiertos y disfrutados con la comodidad que ofrecen los países más desarrollados y seguros del mundo. El Bajo Rin, el departamento francés ubicado en la región de Alsacia, es uno de esos lugares.

No es poco lo que se puede ver en este territorio, tanto en el sentido arquitectónico, como histórico o gastronómico, por lo que es muy recomendable contar con una Guía de Bajo Rin que señale claramente cuáles son los puntos más interesantes. Esta guía debe ofrecer diferentes opciones de rutas, como la del románico, la de los pueblos alsacianos, las fortalezas, la de los bosques Vosgos del Norte o su popular itinerario viñedos.

En cualquier caso y, por nuestra parte, quedan señalados en este breve artículo los lugares imprescindibles que ver en el Bajo Rin.

Los castillos y los bosques Vogos del Norte

El Parque Natural Regional de los Vosgos del Norte es un territorio realmente fascinante, lleno de una gran belleza natural, declarada Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco, junto a un rico patrimonio arquitectónico, histórico y cultural. Entre las poblaciones de Bitche, Saberne y Wissembourg, se encuentra un entramado de restos de fortalezas entre las que destaca el castillo de Scheneck, el castillo de La Petite-Pierre y la fortaleza de flckenstein.

Estrasburgo

La capital es una de las ciudades más importantes del país. Reconocida mundialmente por ser un centro cultural donde se han desarrollado, de manera muy especial, las artes relacionadas con el teatro y la música en cuanto a música clásica (ópera y orquesta). Está declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1988, en buena medida por la belleza de sus canales. Entre los lugares turísticos más relevantes se encuentra el barrio de la Petit Francia y sus pintorescas casas, la Catedral de Notre Dame, la Casa de Kammerzell, Ponts Couverts y la Presa Vauban, el barrio Alemán, el barrio Europeo y la Plaza Kléber.

Obernai

En la región de Alsacia, Obernai está considerado uno de los pueblos más bonitos, un lugar que se convierte cada Navidad en un espacio muy semejante a los que podemos imaginarnos en los cuentos clásicos. La plaza André Neher, la Sinagoga de Obernai, la Rue du Marché, la antigua carnicería de Halle au blé y Place du Marché son solo algunos de los rincones que deberemos descubrir.

La ruta de los vinos del Bajo Rin

Conocida como la ruta de los vinos alsacianos, cuenta con 170 kilómetros de zonas vinícolas que se presentan como ideales para disfrutar no solo de sus caldos, sino también de la Gastronomía en Bajo Rin, con platos como el típico baeckeoffe o el tradicional chucorute.Son más de 60 las localidades que se incluyen en esta ruta, siendo las más populares y hermosas Marlenhjeim (casas de madera llenas de flores y bodegas donde probar los vinos de la zona), Alsheim (iglesia de St-Pierre, románica de principios del siglo XI), Mosheim (La Mezig y la iglesia gótica de los Jesuitas), Rosheim (campanario octogonal y edificios medievales), Boeresch (ayuntamiento renacentista), Ottrot, Obernai, Andlau, Dambasch-la-Ville, Châtenois. Bergheim, Ribeauvillé, Riquewihr…

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *