Los mejores planes para pasar unos días en Formigal

Los meses pasan volando y las semanas nos hacen planear lo que haremos en otoño. Llega la época de nieve y las pistas se preparan para acoger a los más atrevidos y amantes de los esquís. Los amantes de la montaña están ya preparando la temporada de esquí 2021-2022 y todas las actividades que podrán hacer en sus estaciones de esquí favoritas. En este post te vamos a dar algunas recomendaciones para que puedas ir a esquiar a una de las estaciones más afamadas y con más adeptos de España, se trata de Formigal. Y es que el esquí en Formigal con Esquiades es la alternativa idónea. 

Los mejores planes para unos días en Formigal

Si estás buscando un lugar para pasar tus vacaciones en dónde disfrutar de la montaña y de la tranquilidad pero con posibilidad de actividades, este artículo en el que te contamos las actividades imprescindibles de Formigal seguro que te gusta.

1. Esquí alpino

La actividad estrella de esta zona es la del esquí alpino, en la estación de Panticosa. La estación comprende 2 zonas, una más antigua con estaciones que desde algunos años trabajan juntas, como Formigal-Panticosa. Una gran pista de esquí compuesta por 140km esquiables, 20 remontes y 100 pistas. De las 100 pistas, 7 son pistas verdes, 19 son pistas azules, 33 pistas rojas y 38 pistas negras. Con el mejor equipo de Esquiades puedes pasar unos días de ensueño y disfrutar de uno de los deportes favoritos del invierno. 

2. Esquí de fondo

El esquí de fondo es posible en Formigal. La ruta más recomendada es la del balneario de Panticosa. Se organizan varias rutas distintas de unos 5 kilómetros cada una y a 3 niveles diferentes, existiendo un nivel intermedio de unos 3 kilómetros y un nivel para principiantes de 1,5 kilómetros. Este circuito cuenta con una altitud de 1.636 metros de altitud y está a unos 10 kilómetros de distancia del pueblo de Panticosa. Un plan perfecto para disfrutar de la nieve a fondo.

3. Tirolina Valle de Tena

Si quieres realizar una actividad diferente al esquí, te proponemos la tirolina del Valle de Tena. Se trata de la tirolina más larga de Europa y está ubicada en el municipio Hoz, en Jaca. Los más aventureros y arriesgados pueden deslizarse por la tirolina y recorreran todo el valle, casi 1 kilómetro de distancia. 

4. Una copa en Marchica

No hay nada que guste más a los amantes del esquí que el plan de después del esquí. La estación de esquí cuenta con un discopub que reúne cada tarde a cientos de esquiadores. Marchica es una cafetería/pub que cuenta con los dj’s más populares que pinchan temas actuales mientras los asistentes pueden disfrutar de la puesta de sol y descansar tras un largo día de esquí. 

5. Visitar los pueblos de la zona

Para los amantes del turismo, visitar los pueblos de alrededor de Formigal puede ser una alternativa perfecta si viajas por la zona durante varios días o si por el tiempo no está indicado viajar. 

Lanuza es un precioso pueblo de casa de piedra y tejados de pizarra, típico de la zona. En este pueblo destaca la torre de la iglesia. Las casas se encuentran muy cerca de las aguas del pantano y están rodeadas por un paraje espectacular, de una belleza inigualable. Lo más encantador de este pueblo es que las casas mantienen su aspecto original. El pueblo no ha sufrido ninguna transformación y eso ha hecho que sea aún más digno de visitar. La zona cuenta, también, con casas rurales preciosas que pueden ser la opción perfecta para que paséis unos días de encanto, paz, tranquilidad y contacto directo con la naturaleza.

A pocos kilómetros de Lanuza se encuentra Sallent de Gállego. Una estrecha carretera digna de ver te lleva hasta allí. Sallent de Gállego es la capital del Valle de Tena. Con una arquitectura muy parecida a la de Lanuza, el pueblo tiene estrechas y empinadas calles que merecen ser visitadas. 

Si continuáis la ruta por la misma carretera, llegaréis a Biescas y al embalse de Búbal. Justo allí comienza la carretera que llega hasta Hoz de Jaca y que bordea el pantano, pudiendo disfrutar de unas vistas maravillosas. Pero la gran sorpresa está al final del pueblo. Una vez que se terminan las casas, la carretera desemboca mirador digno de visitar, un gran balcón suspendido en el aire, colgado de la roca sobre las aguas del pantano. Disfruta de las vistas del valle de Tena. Probar la gastronomía de la zona, degustar los platos más típicos, divisar el paisaje lleno de encanto. 

Porque el otoño-invierno están a la vuelta de la esquina y con Esquiades te puedes preparar para la aventura y disfrutar de los deportes más demandados en invierno en una zona digna de visitar y de disfrutar. 

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *