Guía de viaje con mascotas

Si va a viajar por poco tiempo, piense en hacer cuidar a su mascota para evitar cualquier inconveniente. Pero si está decidido a dejar que su mascota descubra el mundo, he aquí las precauciones que debe tomar al viajar con un animal.

Asegúrese de realizar las gestiones necesarias con antelación, ya que los trámites con las autoridades y las compañías aéreas, ferroviarias o de carreteras pueden ser largos.

¿Cómo viajar con un animal de compañía?

Para incluir en nuestro plan de vacaciones a nuestra querida mascota porque no queramos dejarla en manos de nadie, debemos hacernos algunas preguntas y planificarlo con tiempo. A veces, algunos trámites se extienden, excesivamente. Preguntas del tipo si necesita billete, pasaporte, qué exigen las aerolíneas, si un animal pequeñito puede viajar en cabina, qué tipo de transportín podemos elegir, si podemos ponerle agua si va en la bodega, un montón de dudas que debemos prever. También, si le tenemos acostumbrado a llevar ropa y vamos a un sitio algo frío, debemos tenerlo en cuenta. Hay que hacerles su propio equipaje, incluyendo accesorios habituales para que estén tranquilos y el cambio no sea muy brusco.

¿Cuáles son los consejos mas importantes?

1. Lo mejor es acordar una consulta con un veterinario antes del viaje.
Si está planeando un viaje con su perro, gato u otro animal, es imprescindible que se asesore con un veterinario para asegurarse de que podrá soportar el viaje o de que está en condiciones de cruzar las fronteras.

Algunos animales no pueden soportar el estrés de los viajes y menos aún cuando se trata de volar. Los bulldogs, los boxers, los pequineses o los gatos persas pueden sufrir graves dificultades respiratorias en un avión. No te olvides de pedirle:

  • Un certificado de buena salud de su animal (certificado sanitario internacional).
  • Un pasaporte europeo (que sirve de cartilla de vacunación).
  • El documento de identificación de su mascota
  • Su mascota debe estar identificada (el microchip es necesario para pasar la aduana).

2. Llevar un pasaporte europeo.
No olvide el “pasaporte europeo” que sirve de cartilla de vacunación. Debe mostrar claramente el certificado válido de vacunación contra la rabia.

El pasaporte europeo para animales domésticos es un documento veterinario y, por tanto, lo expide exclusivamente el veterinario.

3. Infórmese sobre los trámites en los países de destino.
Algunos países tienen normas de acogida muy estrictas y piden que se ponga en contacto con las autoridades veterinarias del país, antes de su llegada. Póngase en contacto con los consulados y embajadas de los países que va a visitar para informarse de los trámites. Hay países donde puede haber alguna restricción.

¿Qué necesitamos para viajar por Europa con nuestra mascota?

Estas son las normas de entrada en todos los países de la Unión Europea, cada país puede aplicar normas adicionales:

  • Debe tener más de tres meses.
  • Disponer de un pasaporte europeo con el certificado de vacunación antirrábica (vacunación de más de 21 días y menos de 1 año).
  • Ser identificado por un chip electrónico (los tatuajes ya no son reconocidos por las aduanas).

¿Qué necesitamos para viajar fuera de la Unión Europea con nuestra mascota?

Estas son las normas comunes en la mayoría de países, pero debe tenerse en cuenta que cada uno de los cuales puede aplicar sus propias formalidades:

  • Certificado sanitario internacional y certificado de vacunas obligatorias (rabia, moquillo, parvovirus, hepatitis de Rubarth, dilofilariasis.

1. Autorización de importación.

Hacer validar el certificado de vacunación antirrábica y el certificado sanitario internacional por la Dirección de Servicios Veterinarios y por el Ministerio de Asuntos Exteriores. En algunos países hay normas que obligan a hacerlo por adelantado: Declaración de importación antes de la fecha de entrada en el territorio (cuarentena).

Haber sido sometido a una valoración sérica de anticuerpos antirrábicos (examen de laboratorio realizado sobre una muestra de sangre y que permite garantizar la eficacia de la vacunación del animal contra la rabia)

2. Avise a su compañía de seguros de viaje.

Las compañías de seguros pueden cubrir los gastos veterinarios de las mascotas en el extranjero, así como los gastos de vacunación.

3. Contactar con las empresas de transporte y alojamiento.

Si viaja con un animal de compañía en tren o autobús, también debe comprobar las condiciones del alojamiento poniéndose en contacto directamente con las empresas o consultando su página web. Del mismo modo, en el caso de los hoteles o campings, infórmese de los lugares donde admitirán su mascota para evitar sorpresas desagradables a su llegada.

6. Preparar el viaje en avión.
Lo primero que debe hacer antes de planear llevar a su mascota en un avión es ponerse en contacto con la compañía aérea con la que va a volar. Para conocer la normativa de las compañías aéreas, consulte la infografía al final de la página.

La mayoría de las compañías aéreas permiten que los perros y gatos pequeños viajen en la cabina de pasajeros con sus dueños, previa solicitud. Sin embargo, el peso máximo permitido para un perro o un gato en la cabina varía según la compañía aérea. Por ejemplo, el grupo Air France/KLM acepta animales de hasta 4 kg.

A veces se permite el transporte de aves pequeñas (periquitos, canarios, etc.) de acuerdo con un proceso que puede ser más largo por ser excepcional. Los roedores pequeños (hámsters, conejos, cobayas, etc.) no suelen estar permitidos a bordo de los aviones.

Más allá del peso máximo permitido en la cabina, el animal debe viajar en la bodega. En la bodega, hay un espacio ventilado, presurizado y calentado reservado para los animales, pero este modo de transporte potencialmente traumático debe ser excepcional y realizarse con el acuerdo del veterinario.

Los perros de asistencia (perros guía) son generalmente aceptados en la cabina a la salida de los aeropuertos de la Unión Europea y a la salida de los países no comunitarios hacia la UE. En este caso, el perro debe permanecer sentado/acostado en el suelo frente a los pies del pasajero durante todo el vuelo.

7. Preparar la caja de viaje.
La jaula o transportín en la que su mascota va a pasar muchas horas es un elemento esencial para un viaje tranquilo. Elija con cuidado una que sea cómoda y segura. Si su mascota viaja en avión, elija un modelo homologado que cumpla con las normas de la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) (vea la selección más abajo) y recuerde forrarlo con papel absorbente. Obviamente, la jaula está identificada por una etiqueta de la empresa pero por razones de seguridad se indica la identidad de su mascota, su dirección, correo electrónico y número de teléfono. Para mantener a su perro/gato hidratado durante el vuelo, instale un biberón o un cuenco de agua fijado a las paredes.

8. Jaulas homologadas por IATA para una mascota en un avión.
Hay que tener en cuenta que la jaula de transporte para su perro, su gato o cualquier otro animal sea aceptado en bodega o en cabina por su compañía aérea. Suelen estar equipados con una práctica asa de transporte y ranuras de ventilación para una óptima circulación del aire. La puerta de malla se cierra de forma segura e incluye un cuenco desmontable.

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *