Vacaciones y turismo rural en Sepúlveda (Segovia)

Situada en la comunidad autónoma de Castilla y Léon, Segovia es una provincia que ha ido despertando gran interés entre turistas, amantes del arte y la naturaleza. A mil metros de altitud, se levanta la ciudad del mismo nombre sobre una cresta rocosa que separa dos ríos, dominado por el Alcázar, un castillo medieval del siglo XII.

Segovia ciudad, alberga unos 50.000 habitantes, por tanto, hablamos de una pequeña ciudad pero con un importante valor histórico. Se la conoce, principalmente, por su impresionante acueducto romano bien conservado. Construido a finales del siglo I d.C., se extiende a lo largo de 800 m. con sus 128 arcos de una altura hasta de 29 m., es la seña de identidad de Segovia. El acueducto y su casco antiguo fue declarado por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad en 1985. Allí, convivieron moros, cristianos y judíos dejando sus huellas en un rico legado. Una excepcional catedral, notables iglesias románicas e innumerables conventos y monasterios forman parte de su importante tesoro histórico.

¿Cómo es Sepúlveda?

Una vez visitada la ciudad de Segovia, continuamos con nuestro plan de adentrarnos en su provincia para disfrutar de un auténtico turismo rural. La localidad elegida es Sepúlveda, declarada conjunto histórico-artístico, es un pueblo precioso reconocido como unos de los más bonitos de España. Sepúlveda se encuentra en el límite del Parque Nacional Hoces del Río Duratón y disfruta de impresionantes vistas sobre la sierra local. Segovia nos ofrece naturaleza, arte, cultura y una exquisita gastronomía, todos los ingredientes para disfrutar de unas perfectas vacaciones.

¿Qué ver en Sepúlveda?

Con apenas mil habitantes, Sepúlveda es una magnífica villa medieval con un interesante legado histórico, situado al norte de Segovia con un entorno natural envidiable. Por ella, pasaron visigodos, musulmanes, celtíberos, romanos… que conformaron el gran patrimonio arquitectónico, cultural y artístico del que podemos disfrutar. Pasear por su casco antiguo nos traslada a otras épocas llenas de magia, sus callejuelas y su Plaza Mayor. A unos 120 km de Madrid, es un lugar propicio para mezclar naturaleza e historia con un ambiente que invita a la relajación. El parque natural de las Hoces del río Duratón ofrece actividades al aire libre.

Puede apreciarse un pasado amurallado que estuvo constituido por siete puertas. Hoy en día, se conservan tres, conocidas como puerta del Ecce Homo, la puerta del Río y la puerta de la Fuerza. Todo discurre en torno a su animada Plaza Mayor en la que descubrimos un antiguo castillo y murallas donde se sitúa el reloj tan conocido del lugar, donde podemos observar un nido de cigüeñas si nos acercamos en la época apropiada. Saliendo por una de las callejuelas que arrancan desde esta Plaza, llegamos a La iglesia de El Salvador. Una espléndida iglesia románica del siglo XI y una de las más emblemáticas de Sepúlveda, declarada Bien de Interés Cultural. La iglesia de Nuestra Señora de la Peña o la de los Santos Justo y Pastor son otra importante muestra de los tesoros que guarda Sepúlveda. Además de otros edificios que iremos descubriendo en nuestros paseos.

¿Dónde comer sano?

Como turistas, uno de los atractivos de Sepúlveda que debemos disfrutar, es su comida. Sepúlveda es conocida por su gastronomía, con restaurantes locales especializados en cordero asado y cochinillo. Célebres son sus judiones de la granja, su trucha a la segoviana o su exquisito postre conocido como ponche segoviano.

Si en algún momento de la escapada tenemos dudas sobre dónde comer en la zona, en la plataforma Dónde Comer Sano (www.dondecomersano.es) podemos encontrar restaurantes de calidad, sanos y sostenibles.

¿Qué parajes naturales podemos disfrutar?

Pasar un fin de semana en Sepúlveda es disfrutar del Parque de las Hoces del río Duratón. Este parque es conocido por albergar la mayor colonia de buitres de Europa. Realizar paseos silenciosos para poder disfrutar del espectáculo visual y sonoro es indescriptible. Mayo, es una época ideal porque no hace demasiado calor y sobre todo es el periodo de reproducción por lo que los buitres están activos e incluso podemos ver algunos polluelos. El río Duratón es espectacular, de una longitud de 25 kilómetros, y formado por picos rocosos. Este cañón puede alcanzar, a veces, los 100 metros de altura. Esto hace que la vista desde el río sea increíble. También, tendremos la oportunidad de navegar en canoa por el río Duratón, aunque, llevemos niños pequeños. Se puede optar por pasar el día entero, incluyendo la comida.

¿Cuáles son las mejores rutas de senderismo y los lugares que no debemos perdernos?

Nada mejor que elaborar nuestras rutas de senderismo para acercarnos a parajes llenos de vegetación y agua. Los arroyos y manantiales que descienden de la alta montaña crean un paisaje pintoresco, lleno de requiebros con saltos de agua, cascadas, incluyendo las piscinas naturales en Segovia que tan conocidas son y donde podemos aprovechar para darnos un baño si se trata de nuestras vacaciones de verano. Alrededor, suele haber merenderos, algunos restaurantes y servicios. Un salto de agua impresionante es el que nos encontramos en mitad de la sierra de Guadarrama, hablamos de El Chorro de Navafría. Las Pozas del Eresma o Las Calderas del Cambrones son otras de las piscinas naturales más conocidas y que después de una caminata, nos veremos recompensados por un relajante chapuzón. Nada mejor que hacer nuestras rutas e ir descubriendo tanta belleza.

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *