Las ventajas de usar una red VPN cuando viajamos

A la hora de hacer un viaje al extranjero, hoy en día, es muy importante que tengamos en cuenta un peligro nuevo que nada tiene que ver con enfermedades tropicales o la delincuencia en una ciudad conflictiva. El robo de datos, la suplantación de identidad y los ciberataques, son una de las amenazas a las que un viajero tiene que enfrentarse de forma habitual.

La tendencia de los turistas a conectarse a redes WiFi públicas facilita mucho la tarea de los ciberdelicuentes, que pueden clonar las redes WiFi de cualquier aeropuerto o restaurante y lograr así acceso a todos los datos personales, usuarios y contraseñas de una víctima que se conecta a la red equivocada.

Para poder conectarnos a Internet de forma segura cuando estamos viajando, uno de los mejores métodos de protección es utilizar la navegación cifrada vía VPN. Existen redes vpn gratis y de pago que nos permiten encriptar toda la información enviada y recibida y navegar así, de forma segura, en cualquier lugar del planeta.

A continuación, te contamos algunas de las principales ventajas que aporta viajar conectándose mediante una red privada virtual:

Protección de tus credenciales de acceso

Como os contábamos antes, cuando navegamos usando una VPN, todos los datos, tanto enviados como recibidos, están encriptados. Eso hace que para cualquier atacante sea mucho más difícil, o incluso imposible, el poder robar nuestro usuario y contraseña del banco, de redes sociales, o de cualquier otro sitio web.

Privacidad

Al navegar usando una red privada virtual, el tracking publicitario, las cookies y el seguimiento de usuarios que se suele hacer en las redes, lo tiene un poco más difícil con nosotros, ya que muchas de las clasificaciones de datos de usuarios se basan en su dirección IP. Con una vpn conexión la dirección IP suele ser un valor variable y no fijo como lo es en una conexión convencional.

Acceso a contenidos geolocalizados

Otro de los factores a tener en cuenta es que muchas conexiones VPN nos dejan elegir a través de qué país nos queremos conectar. Esto nos permite, por ejemplo, seguir entrando a la red de nuestra universidad o empresa, incluso cuando dicho acceso está restringido en países del extranjero. Con una VPN, podemos elegir nuestra “nacionalidad” a la carta.

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *