Viaje a Benin

Imagen: wikipedia.org

La República de Benín es un país del África Occidental, que limita al Norte con Níger, al Este con Niegeria, al Oeste con Burkina Faso y Togo y al Sur con la Bahía de Benín.

Su capital oficial es Porto Novo, aunque de facto la capital es Cotonú, la más poblada del país. Tiene una población de alrededor de ocho millones de habitantes. El clima es cálido y húmedo, con dos estaciones lluviosas de abril a julio y de septiembre a noviembre. El idioma oficial es el francés.

En el norte del país está formado por sabanas y zonas semiáridas y montañosas.

Benín es un país con una economía subdesarrollada, a pesar de sus riquezas minerales, petróleo, mármol, oro, piedra caliza… etc, pero están explotados por empresas extranjeras que apenas dejan beneficios en la zona. Su economía se basa, sobre todo, en el algodón y agricultura de subsistencia.

Un viaje a Benín resulta siempre excitante e inolvidable, por la variedad de lugares a visitar, sus costumbres, paisajes, fauna, flora, costa, construcciones y mucho más.

Los estuarios y lagos del Sur, donde pueden contemplarse edificaciones flotantes, como “pequeñas Venecias”. Cultos animistas y país de nacimiento del culto vudú. Magníficas edificaciones en Porto  Novo ó Ouidá, construidas por antiguos esclavos  liberados.

Pueblos de pescadores y playas vírgenes con paisajes de ensueño. Mercados de fetiches, con calaveras de animales que impresionan al turista. La Costa de los Esclavos en el Suroeste, la diversidad étnica ó la visita al Palacio Real y al Museo de los Reyes de Abomey no dejan indiferente a nadie que haya viajado a este país lleno de potencial.

Un viaje diferente, donde se descubren otras zonas desconocidas por el gran turismo.

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *