Moorea La isla mágica

A pocos minutos de la isla de Tahití en avión, y sólo treinta minutos en catamarán de alta velocidad, Moorea se eleva mágicamente fuera del océano en una explosión de terciopelo verde, es lo que imaginamos sobre una isla de los mares del sur a ser.

Es un tradicional destino para enamorados con impresionantes resorts de lujo. Se caracteriza por sus Bungalows: especie de chozas situadas en las zonas más bajas y cercanas a las playas más tranquilas para disfrutar de un atardecer tomántico. Moorea es conocida mundiamente por sus perlas negras, extraídas de las ostras. Sus precios son caros aunque, algunas imperfectas son más económicas.

Los mejores meses para visitar Moorea son de mayo a octubre. Tiene un clima tropical con temperaturas muy agradables. Desde noviembre a febrero es la época de lluvias.

Una laguna ancha, poco profunda rodea las verticales montañas de la isla, donde caen cascadas desde los acantilados. Prados flanqueados por pináculos de verde que llenan los sentidos y nos hacen comprender la majestad de la naturaleza. Casas pintadas de colores pastel rodeadas  de jardines de hibiscus y aves del paraíso.

La belleza de Moorea es inolvidable … Aimeo Yo Te Rara Varu. Este nombre poético de la isla, viene de las ocho cadenas de montañas majestuosas, sin embargo, el nombre fue cambiado más adelante a Moorea, que significa “lagarto amarillo”, a raíz de un sueño de un sumo sacerdote.

La leyenda de Polinesia  describe el panorama de las cordilleras volcánicas como la segunda aleta dorsal de los peces que se convirtió en la isla de Tahití. Estos pináculos más tarde inspiraron la mítica “Bali Hai”, en que se basó el libro de James Michener, Cuentos del Pacífico Sur.

En Moorea se celebran anualmente eventos para el disfrute de visitantes y lugareños. Hay diversas celebraciones y fiestas. entre ellas destacan: el mes de febrero, a mediados, tiene lugar el Maratón Internacional de Temae. Es considerado como uno de los mejores en el mundo con más de 500 participantes procedentes de muchos países.

En el mes de junio un evento interactivo entre los turistas, marineros y lugareños. Los tres días de fiesta comienzan en el muelle de yates Papeete Harbor con una carrera de vela a Moorea, seguido por una serie de competiciones locales en la isla hermana de Tahití, como carreras de canoa, lanzamiento de jabalina, y carreras de vehículos de frutas, levantamiento de piedra, concurso de trituración de coco, etc.

En el mes de septiembre tiene lugar una carrera de montaña por equipos de tres personas cada uno, con una distancia de 20 kilómetros para corredores experimentados y de 8 km para aficionados.


Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *