10 consejos para recorrer Europa con poco presupuesto

Alpargatas

Cuando se quiere viajar y el presupuesto es escaso, debemos de considerar una serie de claves. Nos servirán para evitar gastos superfluos.

1. Evitar los restaurantes turísticos con carteles como “Hablamos ingles” o los que tienen los menús en varios idiomas. Aquellos que están llenos de gente local sirven mejor comida por menos dinero. Buscar un menú corto, escrito a mano en el idioma local, seguramente es la mejor opción.

2. Los viajes deberán realizarse fuera de temporada, en general, de octubre a abril en Europa. Así se obtendrán pasajes aéreos baratos, se encontrarán más habitaciones y más económicas, se pasará menos tiempo en las líneas de transporte, y se conocerá más a la gente autóctona que a los turistas. Las grandes ciudades como Londres, París y Roma son interesantes en cualquier época del año.

3. Usar cajeros automáticos en lugar de cheques de viajero. De esta forma tendrás tu dinero más barato y más rápido. Los cajeros automáticos dan las mejores tarifas posibles, vienen con los gastos de transacción. Para minimizar estas tarifas, deberá hacerse menos y más grandes cantidades y guardar el dinero en efectivo de forma segura en su cartera.

4. Hacer la mayoría de las compras en los países más baratos donde los regalos son más interesantes. La diferencia es enorme: por el costo de un barco vikingo de peltre en Oslo, se puede comprar un barco real en Turquía.

5. Encontrar un buen agente de viajes que conozca Europa y que la agencia para la que trabaja esté bien consolidada porque seguramente podrá ofrecer mejores ofertas que los demás. También puede ponernos al día de algunos inconvenientes menores con los que podemos tropezar.

Otra buena opción es contactar con Agencias de viaje especializadas en estudiantes porque no se limitan a los estudiantes y ofrecen,  algunas de ellas, grandes tarifas.

6. Cuatro personas que comparten un coche generalmente viajan mucho más barato que cuatro individuos que compran cuatro billetes de tren. Y no te preocupes por los costos de combustible porque con  un coche de mediana potencia dse consigue un gran kilometraje y las distancias entre los lugares de interés turístico son cortas. Un billete de tren sencillo de dos horas puede costar el precio de un tanque lleno de gasolina.

7. Las aerolíneas de bajo coste para viajar por Europa son altamente competitivas, como Ryanair, Virgin Air, Vueling, a menudo se puede llegar de una ciudad a otra más rápido y más barato que en el tren. En la red puede encontrarse un buen listado de compañías, destinos y precios. Solamente hay que tener en cuenta que las aerolíneas baratas suelen utilizar pequeños aeropuertos situados lejos de la ciudad y ese traslado en distancia y coste debe considerarse.

8. Fuera de temporada pueden obtenerse elegantes habitaciones de hotel a la mitad de precio que en temporada alta, por lo que es imprescindible conocer cual es la temporada vigente en el lugar al que nos dirigimos.

9. A lo largo del sur de Europa, las bebidas son más baratos en la barra del bar que en una mesa y sentarse en una terraza es más caro aún. El precio de la bebida servida en mesa puede pagarse si se quiere relax y disfrutar de la vista. Pero un trago rápido en el bar supone la mitad precio.

10. Sólo los estadounidenses dan propina entre el 15 por ciento a 20 por ciento.  En Europa a veces la propina ya está incluida o no es costumbre. Es mejor pregunta a los clientes de algún bar o restaurante de la localidad que a los empleados del mismo.

Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *