Bolivia, un país con corazón

Salar de Uyuni: free-photos.biz

El nombre Bolivia es una derivación del apellido paterno del Libertador Simón Bolívar. Tras la proclamación de la independencia del Imperio Español el 6 de agosto de 1825, separándose e independizándose de Perú, la Asamblea.

Bolivia se denomina en quechua: Bulibya; en aimara: Wuliwya y en guaraní: Volívia. Oficialmente Estado Plurinacional de Bolivia, es un país sin litoral marítimo situado en el centro-oeste de América del Sur que cuenta con una población de más de 10,5 millones de habitantes.

Limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú. El territorio boliviano es el sexto más extenso de América Latina por lo que comprende distintos espacios geográficos como la Cordillera de los Andes, el Altiplano, la Amazonía y el Chaco, siendo así uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo.
Políticamente, Bolivia se constituye como un estado plurinacional, descentralizado y con autonomías. Se divide en 9 departamentos y mantiene una reclamación territorial a Chile por una salida soberana al Océano Pacífico. Sucre es la capital y sede del órgano judicial, mientras que La Paz es la sede de los órganos ejecutivo, legislativo y electoral.
En el territorio boliviano se desarrollaron civilizaciones antiguas como Tiwanaku y la Cultura Hidráulica de las Lomas. Los incas y los conquistadores españoles dominaron el territorio hasta que el país se independizó en 1825.

Bolivia cuenta con varios atractivos turísticos naturales y artificiales. Los Andes, que la atraviesan, la cordillera más alta fuera de Asia. La Paz, la capital, visita obligada, que se puede visitar subiendo al Chukuta Bus que, con varios circuitos, un grupo especializado de guías turísticos mostrará los lugares más emblemáticos de la ciudad y otras zonas de fuera. El lago Titicaca es uno de los mayores lagos navegables comercialmente en el mundo, hogar de los Uros, un pueblo pre-inca que viven en islas artificiales flotantes. La civilización Inca y de otras civilizaciones pre-Cololombinas dejó ruinas que aún existen hoy, incluyendo el Templo de Kalasasaya. Yungas Road, una de las carreteras más peligrosas del mundo, atrae a miles de ciclistas y aventureros cada año.

La ciudad de Potosí, calificada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Se asegura que es la ciudad más alta del mundo con 4.090 metros. La ciudad es también zona de minas de plata que producían una riqueza fabulosa para la Monarquía española (45.000 toneladas de plata pura fueron extraídos del Cerro Rico desde 1556 hasta 1783).

El Salar de Uyuni, el más grande del mundo.

Madidi National Park contiene la parte alta de la cuenca del río Amazonas y es una de las regiones biológicamente más diversas del mundo. Misiones Jesuíticas de Chiquitos es un Patrimonio de la Humanidad. Comunidad Inti Wara Yassi, una ONG boliviana que trabaja en defensa de los derechos de los animales y el medio ambiente, mantiene tres centros de la vida silvestre en toda Bolivia. Los voluntarios pueden trabajar muy de cerca con los animales salvajes, como los monos araña, jaguares y aves.

Desde 1990 el turismo ha ido creciendo en Bolivia, gradualmente pero, a partir del 11 de septiembre de 2001, por los ataques en Estados Unidos, el turismo se vio afectado. Actualmente, con el paso de los años, está emergiendo de nuevo.


Relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *