Viaje a Túnez

La República Tunecina es un país situado al norte del continente africano, en la costa del Mar Mediterráneo, en las estribaciones de la cordillera del Atlas. Es el país más pequeño del Magreb, con una extensión de 165000 km. cuadrados y una población de diez millones trescientos mil habitantes.

Limita con Libia al sureste y con Argelia al oeste. La mayor parte de su territorio está ocupado por el desierto del Sáhara, el resto del país tiene un suelo fértil, muy idóneo para los cultivos de trigo, cebada, frutas como los dátiles del que es una gran productor mundial, aceite de oliva.

Otro recurso económico importante es la minería de fosfatos, hierro y zinc. También, aunque en menor cantidad que sus vecinos, tiene pozos de petrolíferos.

Se puede decir que en Túnez existen tres tipos de clima. En el norte el clima es más templado por la existencia de montañas, es un clima mediterráneo, con temperaturas que pueden alcanzar en verano los 35º y en invierno raramente bajan de los 5º.

En la zona central el clima es continental, con temperaturas en verano de unos 40º y en invierno no rebasan los 0º.

En el sur el clima es desértico, con temperaturas por el día que incluso pueden rebasar los 55º y descender por la noche de los 0º, llegando a formarse hielo.

Las mejores fechas para visitar Túnez son la primavera y el otoño. Los turistas de la Unión Europea podrán pasar con el pasaporte en vigor y con una validez de, al menos, seis meses.

Las ropas que se deberán llevar son ligeras, adecuadas para un clima cálido, aunque, si vamos a hacer alguna salida al desierto será muy conveniente llevar algo de abrigo y, para visitar las mezquitas prendas que nos cubran el cuerpo, ya que está prohibido ir de corto. Es asimismo conveniente llevar crema protectora solar y repelente de mosquitos si vamos a un oasis.

Una costumbre muy arraiga en el país es la propina, se da por cualquier servicio y, a veces de forma insistente, la exigen. La propina adecuada está entre el cinco y el diez por ciento de la factura.

Es un país seguro  y los habitantes cuidan mucho al turista. Las compras más típicas que pueden realizarse son las artesanía de alfarería, cuero, cobre, cestería y, como no, las alfombras especialmente confeccionadas de cachemir.

Su gastronomía es muy variada, empleando gran cantidad de especias en todos los platos típicos. El cuscús, los pescados,  la ternera, el cordero y los postres de dátiles con frutas son los más típicos. El té es una bebida nacional, en sus diferentes combinaciones no debemos dejar del probarlo. Aunque es un país musulmán el alcohol no está prohibido y el vino local es de buena calidad.


Relacionados:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>