Los 10 mejores lugares para turismo aventura en el Mediterráneo

Corcega

Puede decirse que toda la costa bañada por el Mar Mediterráneo se convierte en atracción turística, no sólo por la belleza de sus paisajes y su agradable clima sino también por la diversidad de culturas que abarca.

El turismo aventura cada vez cuenta con más adeptos y el Mediterráneo  ofrece muchos lugares para disfrutar. Entre ellos enumeraremos 1o destinos que son toda una experiencia en muchos sentidos.

1.- Recorrido por el Atlas El senderismo en las montañas del Atlas ofrece impresionantes paisajes. Las espectaculares montañas del norte de África son el hogar de la vibrante cultura de los bereberes, un pueblo indígena de mentalidad independiente que huyeron a las colinas durante las antiguas invasiones árabes. Hoy los bereberes dan la bienvenida a los caminantes cansados ​​con su famoso té a la menta.

2.- Navegar por las islas griegas El Mediterráneo es el paraíso de un marinero, con rutas potenciales tan ilimitadas como los puertos encantadores a lo largo de estas costas soleadas, cargadas de historia. Navegar por Grecia, entre miles de islas, permite a los navegantes disfrutar de un crucero clásico o diseñar uno a su medida según sus  gustos, desde los tesoros arqueológicos de Delos a los viñedos de Santorini. Hay Cruceros comerciales de todo tipo, tamaño, longitud y enfoque, para todos aquellos que prefieren dejar que otros lleven el timón.

3.- Kayak en Croacia
Unos encantadores puertos antiguos salpican las impresionantes costas e islas de Croacia. Además de un lado más salvaje que se puede encontrar en el Parque Nacional de Kornati, donde los campistas pueden acostarse en las islas utilizadas por los pastores durante 2.000 años. Surcando aguas casi inimaginablemente azules se puede navegar por un laberinto encantador de más de 1.200 islas. El 70 de ellas están habitadas, y al igual que las comunidades continentales de Croacia, su fascinante cultura refleja la mezcla de un país entre Europa Central y los Balcanes.

aventura

4.- Mojarse en Eslovenia
El río Soca es un impresionante hilo de agua de color verde esmeralda que se alza majestuoso en los Alpes Julianos de Eslovenia y pasa por su legendario monte Triglav antes de desembocar en el mar Adriático a través de la frontera italiana. Durante el curso del Soca se encuentran barrancos como el Sušec, Fratarca y Mlinarica. Estos barrancos húmedos y salvajes invitan a los turistas bien equipados a saltar, nadar, y deslizarse a su manera a través de un maravilloso paisaje montañoso de piscinas y cascadas.

5.- Escalada en Córcega
La soleada Córcega es conocida como “la montaña en el mar”, y esta isla francesa con su espíritu independiente presume de su paisaje privilegiado para practicar bouldering o búlder, el tipo de escalada en bloque para el que no se necesitan los materiales habituales como arneses, elementos de fijación o cuerdas y que tiene muchos adeptos. La famosa ruta GR20, incluso la escalada en hielo, todo esto a no más que una media hora o así de las cálidas aguas que bañan las costas de la isla. De hecho, los solistas de aguas profundas prueban periódicamente su valía en los acantilados, donde una caída significa una zambullida en las profundidades saladas del mar. La belleza de sus cumbres, y la gran diversidad de subidas que se encuentran en un lugar tan pequeño, califican a la isla como un lugar muy apetecible para este deporte.

6.- Tour de Francia Este evento de ciclismo de larga distancia más importante del mundo es para profesionales, pero no hay nada que nos impida disfrutar de algunas de las mejores rutas de bicicleta del mundo, siguiendo el Tour de Francia y cambiando cada año nuestra ruta, desde el camino de la vertiginosa montaña hasta los encantos de la soleada costa mediterránea de Francia. Muchos proveedores de equipo proporcionan apoyo logístico para los ciclistas que quieren montar una parte o incluso la totalidad de las míticas etapas de “Le Tour”, y algunos paquetes se combinan con pases VIP como espectador de la carrera real. Existen otras opciones de ciclismo independientes y abundan gracias a las comunidades locales con encanto y muy acogedoras a lo largo de la Riviera francesa.

surf

7.- Windsurf en Turquía Las hermosas costas de Turquía con sus  aguas cristalinas atraen a legiones de visitantes cada año, pero los que buscan vientos confiables tienden a descender a un pintoresco y antiguo pueblo de pescadores, un sueño llamado Alacati. Entre mayo y octubre soplan vientos del norte fiables a través de una bahía de aguas turquesas en la península de Cesme. Asociaciones de windsurfistas profesionales acuden a la celebración de los eventos de la Copa Mundial en Alacati, que dan a la ciudad un sabor festivo, pero la zona puede ser más adecuada para los principiantes y abundan las  escuelas de surf en la zona.

8.- Inmersión en el pasado clásico de Alejandría Pocas inmersiones pueden rivalizar con las que se ofrecen en los alrededores de Alejandría con sus tesoros hundidos. Alejandría en Egipto, ofrece una visión de las antiguas civilizaciones desde los faraones a los romanos. Sitios como la ciudad hundida de Cleopatra, en el puerto actual, permiten a los buzos explorar estatuas, ánforas, columnas y edificios antiguos. Los naufragios en la región datan desde la  antigüedad hasta la Segunda Guerra Mundial.

9.- A pie del Abruzzo Divertirse bajo el sol del Mediterráneo no siempre tiene que incluir arena, surf o sol. La región del Abruzzo de Italia, con su larga costa del Adriático, ofrece para la práctica de esquí, una nieve sorprendentemente confiable y pueblos pintorescos repletos de restaurantes. Los visitantes del Abruzzo compartirán esquí  con otros atractivos que los turistas italianos, que se sienten atraídos por lo general por las más famosas estaciones de los Alpes hacia el norte. De hecho la mayoría de los Abruzos refleja una esquina tranquila de Italia, un retroceso rústico a una época anterior que también se evidencia por precios mucho más bajos.

10.- Kite Surf Tarifa, España  La ciudad portuaria meridional de Europa se alza sobre el Estrecho de Gibraltar y atrae surfistas de kite a una docena de playas bien situadas para el disfrute de los vientos canalizados a través del estrecho. Una amplia selección de escuelas puede ayudar incluso a los recién llegados a este deporte a ponerse en marcha en un tiempo relativamente corto. Si el viento cesa, los viajeros pueden huir de Europa a través de un catamarán rápido que llega a Tánger, Marruecos, en menos de una hora.

Relacionados:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>