Egipto: El Valle de los Reyes

El Valle de los Reyes, es un valle en Egipto, donde, por un período de casi 500 años desde el sigo 16 hasta el sigo 11 antes de Cristo, fueron construidas tumbas para los faraones y nobles poderosos del Imperio Nuevo (de las dinastías XVIII al XX del Antiguo Egipto). El valle se encuentra en la orilla oeste del río Nilo, Tebas (moderna Luxor). El wadi consta de dos valles, Valle del Este (donde están la mayoría de las tumbas reales) y Valle del Oeste.

El Valle de los Reyes fue elegido como el lugar de enterramiento real por varias razones. La calidad de su suelo de piedra caliza es generalmente bueno: sólido, fuerte, y al menos en algunas zonas, relativamente libre de grietas y fracturas. El valle era conveniente: un wadi largo, por donde un cortejo fúnebre podía moverse, serpentea desde el extremo norte de la necrópolis de Tebas hacia el oeste hasta el Valle de los Reyes, los senderos proporcionan un fácil acceso a las colinas a las zonas del sur y el este. Es una zona protegida rodeada de acantilados donde podía apostarse la guardia teniendo una cobertura de 360 grados.

En un principio se hizo famoso por la gran riqueza escondida en cámaras secretas dentro de las tumbas. En los siglos 19 y 20, el mundo se maravilló de los tesoros de Tutankamón y Ramsés. El Valle de los Reyes capta la imaginación, desde la Piedra de Rosetta descifrando el código de los jeroglíficos egipcios, los entierros reales fuera de Tebas han ofrecido una verdadera biblioteca de información acerca de la vida y la muerte en el Imperio Nuevo. La exquisita decoración pintada que cubre las paredes de las cavidades excavadas en la roca es maravillosa, igualmente digno de investigación académica, así como la apreciación estética por el público en general. Sigue siendo uno de los más conocidos y más visitados sitios antiguos de Egipto. Siete mil turistas visitan el valle cada día, y el Ministerio de Turismo espera aumentar ese número a 12.000 personas en 2014. Cada viajero se merece la oportunidad de ver este sitio espectacular, pero las medidas deben de ser estrictas para asegurar que los visitantes ávidos sean conscientes de la fragilidad de las tumbas antiguas y que requieren un cuidado especial para que las generaciones futuras tengan igualmente esa oportunidad.

Con el descubrimiento de 2005 de una nueva cámara (KV63), y el descubrimiento en el año 2008 de dos entradas de tumbas más, el valle se sabe que contiene 63 tumbas y cámaras (que varían en tamaño desde KV54, una fosa simple, a KV5, un complejo de tumbas con más de 120 cámaras). Fue el lugar de enterramiento de las grandes figuras reales del Imperio Nuevo egipcio, junto con los de un grupo de nobles privilegiados. Las tumbas reales están decoradas con escenas de la mitología egipcia y dan pistas sobre las creencias y los rituales funerarios de la época. Casi todas las tumbas parecen haber sido profanadas y robadas en el pasado, pero todavía dan una idea de la opulencia y el poder de los faraones. Esta zona ha sido un foco de la exploración arqueológica y egiptología desde finales del siglo XVIII, y sus tumbas y entierros siguen estimulando la investigación y el interés científico. En los tiempos modernos, el valle se ha hecho famoso por el descubrimiento de la tumba de Tutankamón (con sus rumores de la maldición de los faraones, y es uno de los sitios arqueológicos más famosos del mundo. En 1979, se convirtió en Patrimonio de la Humanidad, junto con el resto de la necrópolis tebana. La exploración, excavación y conservación continúa en el valle, y un nuevo centro turístico se ha abierto recientemente.


Relacionados:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>